Baja medidas de tu abdomen con limón y bicarbonato

Uno de los tratamientos más efectivos para reducir la grasa abdominal sin duda alguna es el jugo de limón con bicarbonato de sodio, una mezcla que además de ser deliciosa tiene muchas propiedad adelgazantes, la cual por sus componentes activos  se comportan tal como lo hace una dieta alcalina, esto debido a que el bicarbonato tiene un PH muy alto  que contribuye  a alterar en menor medida el cuerpo de la persona, logrando entre otras cosas, bajar de peso mediante la eliminación de toxinas sin provocar daños al organismo.

Muchas son los mitos que se han creado en la mente las personas en base al uso del bicarbonato, llevándolo en relación con el desarrollo de la acidez  y el reflujo, sin embargo a ciencia cierta no se ha conocido un estudio que demuestre que este producto ocasione problemas de salud como los mencionados.

En cuanto a las propiedades de la mezcla de bicarbonato con limón aún no existe una investigación que sustente acerca de los benéficos otorgados, sin embrago de manera separada si se ha logrado establecer que este posee propiedades alcalinas  que se pueden usar en una gran variedad de afecciones como lo es por ejemplo la acidosis metabólica o el reflujo acido.

Por otro lado el limón por ser un fruto cítrico es hoy y desde hace muchos años es y ha sido considerado como la fruta bendita debido a su alto contenido de vitamina C, que entre otras cosas sin dejar de lado su labor medicinal es una fruta óptima para usar en tratamiento de belleza y de adelgazamiento.

Así de esta forma, la combinación de estos ingredientes hoy por hoy viene siendo utilizada en todo el mundo como un tratamiento efectivo para bajar de peso, especialmente para reducir tallas en lo que concierne a la cintura y abdomen.

 

Su preparación es más que sencilla y económica, para la cual se recomienda exprimir un limón en un vaso de agua hervida ya en reposo con una cucharilla de bicarbonato. Bebida que se deberá tomar a diario en ayunas para lograr los resultados esperados.