Al momento de habar de estar en forma y de mantener una figura esbelta, el tema de la comida sin duda es el centro de la conversación, haciendo alusión a la manera de cómo hacerlo para poder lograr dicha meta, dando cabida al hambre y con él al mito de que comer poco adelgaza y te mantiene bien.

Sin duda la afirmación anterior de gran inequívoco, por el simple hecho de que mantenerse bien estéticamente no significa en ningún momento dejar de comer, sino más bien de significado directo con el aprender a comer adecuadamente, con un balance de alimentos adecuados en donde no haya cabida  al exclusión de alimentos sino más bien la elección de los más indicados y lo que es más importante de las cantidades requeridas para ti y el adecuado funcionamiento de tu organismo.

De esta manera el comer más y mejor se hace posible siempre ya cuando como se mencionó anteriormente se conozca de los componentes nutritivos de los mismos, de sus beneficios y de las cantidades que deberán ser consumidas al día, lo que constituye una adecuada alimentación, una dieta alimentaria propia no solo para verte bien sino que además te permitirá sentirte bien física y mentalmente.

Para lograrlo se hace indispensable unos pequeños cambios en tu dieta, hábitos alimenticios sanos  en los que se incluyan un menor consumo de azúcar y de calorías, un aumento significativo de en la ración de frutas y verduras durante el día, beber agua en grandes cantidades, comer solo en las horas debidas y dejando que el hambre llame tú atención sin picar a cada momento.

De esta manera no se hace necesario dejar de comer para estar linda, más bien anímate a comer lo que quieras siempre y cuando antes de hacerlo te informes y asesores por profesionales acerca de las cantidades que puedas consumir a diario, esto con el fin de que no hagas mal uso de los alimentos ni abuces de los mismos, a favor de una buena imagen y de una salud integral para ti.