Bien es sabido que el sexo femenino es un  género integral, sobre el cual responsa muchas de las labores diarias, sin exceptuar en ningún momento aquellas que requieren de un nivel cognitivo para el desarrollo de las mismas, siendo ellas desde hace ya mucho tiempo forjadoras de crecimiento y progreso a nivel social, económico y cultural en el mundo.

Quienes por naturaleza  de manera gradual a deferencia de muchos hombres y en su capacidad mayor en términos de responsabilidad y versatilidad a  la hora de realizar sus actividades, logran efectuar una serie de tareas al día, sin mostrar cansancio o fatiga al respecto, siendo aún más sorprendente el hecho de que pueden llevarlas a cabo en su ejecución al mismo tiempo sin percance alguno.

Pero que con el paso de los años y por distintos factores incidentes en el medio en que vivimos, suelen desarrollar en mayor medida enfermedades que de cierta manera logran afectar sus emociones y su integridad física, llevándolas a padecer una serie de síntomas y patologías que les impiden seguir siendo aquellas personas multifacéticas que son por esencia.

Caso de ello y aunque no con mucho frecuencia, encontramos enfermedades como la fascitis plantar y la ciática, que aunque no exclusivos del sexo femenino, si son malestares que suelen ocurrir en mayor porcentaje sobre la mujer.

La fascitis plantar siendo una inflamación aguda de la aponeurosis plantar del pie, que causa dolor agudo sobre esta parte del cuerpo, ocasionado en muchos de los casos por el trabajo habitual que se realiza a diario y en excesiva exposición de los pies, siendo comprometidos de manera significativa para el desarrollo del mismo, viéndose afectados en este caso específicamente.

Un mal que en las mujeres representa una limitación importante por las molestias causantes más allá de los pies, encontrándose involucradas las piernas también y para lo cual la ciencia pone a disposición un tipo de calzado que ayuda a contrarrestar dicha enfermedad caso el del calzado para la fascitis plantar.

Por otro lado encontramos la ciática, que aunque a diferencia del caso anterior no afecta directamente los pies, si representa un dolor insoportable  que recorre la parte trasera de la pierna hasta el pie, que debe a una inflamación, irritación o compresión del nervio ciático. Más información en el siguiente enlace: https://digitopuntura.review/digitop…ervio-ciatico/

Constituyendo de esta manera en los dos casos patologías  que ocasionan malestar general en las mujeres, ocasionando daños en su parte emocional, productiva y física integral.