¿La cerveza engorda?

La cerveza engorda

La cerveza engorda

¿La cerveza engorda?

El mito sobre la barriga cervecera existe y es tan influyente en la sociedad que por de bajean una bebida tan deliciosa como lo es la cerveza, este producto originario de Italia es una bebida comúnmente alcohólica no destilada de sabor amargo, fabricada a base de granos de cebada germinados u otros cereales cuyo almidón se fermenta en agua con levadura.

Su beneficios nutricionales son tantos que podemos claramente contradecir versiones de que es una bebida dañina, si bien es tan saludable como muchas otras con propiedades nutricionales impresionantes, con altos contenidos de vitaminas y minerales esenciales para el adecuado funcionamiento del cuerpo humano. Lo importante es no consumirla en exceso, porque de esta forma si no eremos afectados por el alcohol que puede contener en su interior.

 Sus beneficios  son obtenidos como se mencionó anteriormente, mediante un consumo con moderación, muchos nutricionistas aconsejan tomar un vaso de cerveza al día, y que los ingredientes con los que es preparada la cerveza aportan para ti componentes que de cierta manera pueden combatir  enfermedades cardiovasculares, además de disminuir los triglicéridos  y el colesterol, reduce también la coagulación de la sangre, a la vez que mejora la densidad ósea, y gracias a su contenido en ácido fólico es adecuada para reducir los niveles de homocisteína en sangre (aminoácido que se utiliza como marcador vascular y predice el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular).

Con o sin alcohol, la cerveza es una bebida sana para el consumo en tu dieta, especialmente si esta corresponde a una en específico en pro de adelgazar, bajando así unos kilitos de más. Ahora bien es importante que sepas que el alcohol si engorda, pero lo que tienes que tener presente es que no es lo mismo beber alcohol con regularidad, que hacerlo de forma puntual. En el caso de la cerveza, se caracteriza por ser una bebida generalmente sana, ya que se elabora con cereales nutricionalmente saludables, como es el caso de la cebada, la malta y el lúpulo y cuya graduación en alcohol no es tan elevada como el de otras bebidas alcohólicas.

Leave a Reply