Un paciente con patología de diabetes refiere a una dieta alimentaria especial, que más que saludable integralmente se especifique en el consumo del nivel mínimo de azúcar, acompañado con una nutrición y actividad física acorde a un estilo de vida saludable, donde su plan alimenticio  contribuya  mantener el nivel de glucosa en la sangre acorde a las necesidades del organismo sin perjuicio alguno por la enfermedad que padece.

En este sentido, es importante establecer que el nivel de glucosa  viene siendo equilibrada no solo por la alimentación sino además por el ejercicio y las medicinas que para esta afección del cuerpo se consumen mediante predicción médica.

El médico y el nutricionista serán los encargado de realizar un asesoramiento en torno a los alimentos a ingerir en cada caso, en tanto que no todos los enfermos de diabetes sufren el mismo cuadro clínico y por tanto necesitan específicamente cantidades necesarias de nutrientes y restricción de alimentos como tal de manera particular, por lo que se hace importante un asesoramiento especializado en términos de nutrición antes de empezar con una dieta especial para diabéticos.

Alimentos para diabéticos

Particularmente existen algunos alimentos propios para tratar la diabetes o por lo menos para que en medio de su consumo en la dieta diaria no provoque consecuencias en torno al nivel de glucosa en la sangre, a continuación un listado de los productos alimenticios que con seguridad podrás consumir si padeces diabetes.

  • Frutas cítricas. Como las naranjas, las limas y los limones.
  • Vegetales de hojas oscuras. Como las espinacas o las coles rizadas y/o verdes.
  • Bayas y frutos rojos.
  • Pescados con ácidos grasos omega-3. Atún, sardinas, salmón, caballa, bacalao.
  • Tomates
  • Grasas poliinsaturadas saludables. Nueces, aguacates, aceite de oliva, almendras.
  • Batata
  • Frijoles

Alimentos que no deben comer los diabéticos

Así como algunos alimentos se hacen propicios para los diabéticos, existen  también un grupo de elementos alimenticios que deberán de evitarse al máximo en tanto que los mismos significativamente podrían perjudicar el organismo alterando los niveles de glucosa en la sangre por sus contenidos ricos en azúcar.

  • Alimentos con grasas saturadas y grasas trans
  • Carnes procesadas
  • Productos horneados
  • Aperitivos previamente procesados
  • Bebidas azucaradas
  • Alimentos salados
  • Comidas fritas
  • Lácteos con altos niveles de grasa