Los churros obedecen a una comida muy popular en el mundo, consumida en países como España, Portugal, Francia y la gran mayoría de territorios de América Latina, como un bocado o pasabolas propio para el desayuno, de medias nueves, o para la merienda, delicioso al paladar de los comensales más exigentes.

Una receta culinaria preparada a base de harina de trigo y cocinada en aceite muy difícil de resistir a la hora del hambre, pero que sin lugar a dudas representa un alimento muy peligrosos si se es consumido de forma desmedida, por los aportes calóricos que derivados de una preparación freída representa, siendo rica en unidades de energía y por ser su sabor adictivo resulta ser un riesgo para la salud.

Un análisis nutricional de los churros les determinan que si son consumidos en las cantidades de energía requeridas para el organismo no obedecen a una comida en contravía de la salud, sin, embargo, en muchos de los casos por los cuales se ha impedido ingerirle ha sido por motivos exuberantes de consumo de los mismos, bien dice el dicho “todo en exceso es malo”.

Recuerda que ningún alimento te engorda por sí solo, sino más bien, son las cantidades mal racionadas y consumidas en el día lo que hace que ganes peso de más, de ahí a importancia de conocer los componentes nutricionales de los churros, de forma tal que basados en dicho conocimiento le abras la puerta a estos pasabolas, de caracteres de sabor, olor y textura irresistibles.

Aportes nutricionales de los churros

 

Entre las propiedades nutricionales  que refieren a los churros, cabe destacar las siguientes cantidades de aportes que  cada 100grs de churros contiene:

  • 0,60 mg. de hierro.
  • 4,60 g. de proteínas.
  • 7 mg. de calcio.
  • 1,20 g. de fibra.
  • 146 mg. de potasio.
  • 10 mg. de yodo.
  • 0,40 mg. de zinc.
  • 40 g. de carbohidratos.