Alimentación y salud

La alimentación y la salud tiene una relación directa que entrelaza de manera equilibrada el bienestar y la calidad de vida de las personas, a sabiendas que es mediante unos buenos hábitos alimenticios como el ser humano de menara coherente a lo que hace y lo que es en su día a día  consume lo que necesita.

Si bien es cierto,  la alimentación  o la ingestión de alimentos tiene como objeto principal el de  otorgar al organismo y cada una de las partes que le componen los nutrientes necesarios  que el cuerpo necesita para conservar sus niveles de salud.

La alimentación hace parte de la nutrición, de ahí que se hace importante que este acto que se lleva a cabo de manera casi automática por el cuerpo  sea el más adecuado, tendiente a una dieta alimentaria saludable, acorde a cada uno de los preceptos estipulados por las entidades y/o organizaciones de la salud, quienes de manera permanente velan por que este proceso cotidiano en las personas se desarrolle de manera adecuada, en la distinción de los alimentos adecuados y las cantidades necesarias a las actividades que cada quien de manera personal enfrenta en su día a día.

La alimentación es un proceso que de manera distinta se debe llevar en cada una de las personas, en tanto que para muchos de los grupos poblacionales esta deberá ser especifica de acuerdo a las energías nutricionales que requieran para el adecuado desarrollo de sus tareas diarias, en donde la actividad física y el deporte juegan un papel muy importante, ya que según las mismas serán distinguidos los nutrientes necesarios a ingerir.

Claves para una buena alimentación

A continuación algunos consejos que podrán ayudarte a mantenerte en forma y saludable

  • Identifica los alimentos que más se acomoden a tus necesidades nutricionales, se recomienda un asesoramiento médico o nutricional
  • Selecciona bien tus alimentos antes de comparar en el mercado, identifica aquellos que necesites para tu dieta.
  • Consuma alimentos variados, no excluya ninguno sino más bien equilibre las cantidades requeridas por su cuerpo.
  • Base su dieta en alimentos ricos en hidratos de carbono como cereales, arroz, maíz, cebada, avena, tubérculos, legumbres, frutas y verduras.
  • Consuma en grandes cantidades frutas y verduras
  • Mantenga un peso corporal saludable acorde a tus necesidades.
  • Como raciones de comida moderadas
  • Consuma alimentos en pocas cantidades de manera regular
  • En lo posible ejercite su cuerpo con caminatas y/o desarrollo de algún deporte o rutina física.
  • Beba muchos líquidos
Compartir